Avellana

Un blog literario*

Archivo
30.6.03
“...aunque los adivinos  
que frecuentan las plazas están muy desprestigiados y las personas que adoptan un aire grave y fruncen el entrecejo los tachan de pordioseros, charlatanes y embaucadores, yo, sin prestar crédito a esta acusación, me he tratado con ellos por espacio de muchos años en las ciudades y en las fiestas públicas de Grecia, y también en Asia, en Italia y en las islas más grandes y populosas, deteniéndome a escuchar antiguos sueños y sus consecuencias.

Artemidoro, La interpretación de los sueños (Gredos, p. 5). Traducción de Elisa Ruiz García.
Juan Avellana | 11:45 PM | URL# de este post | 
Un secreto: 
Uno es lo que está siendo.
Juan Avellana | 11:43 PM | URL# de este post | 
Excepto el amor, 
lo demás son derrotas.
Juan Avellana | 11:37 PM | URL# de este post | 
28.6.03
“Trato de recordar 
nuevamente mi vida en busca de su plan, seguir una vena de plomo o de oro, o el fluir de un río subterráneo, pero este plan ficticio no es más que una ilusión óptica del recuerdo. De tiempo en tiempo, en un encuentro, un presagio, una serie definida de sucesos, me parece reconocer una fatalidad; pero demasiados caminos no llevan a ninguna parte, y demasiadas sumas no se adicionan.

Marguerite Yourcenar, Memorias de Adriano.
Juan Avellana | 11:51 AM | URL# de este post | 
26.6.03
Nótese 
La poesía es una propiedad desprendible de la persona que la escribe.
Juan Avellana | 10:38 PM | URL# de este post | 
21.6.03
Un gorrión 
Un gorrión picotea entre los hierbajos secos del patio trasero de una iglesia. Un cura delgado lo mira, apoyado en el quicio de una puerta. El cura recuerda las manos de su madre aclarando la colada, lejos, en el pueblo y en la infancia.
Justo debajo de los saltitos del gorrión está soterrado un costurero de lata rojo con dibujos chinescos. Dentro hay varios mazos de cartas ajadas de novios antiguos; hay, además, una cinta azul de raso para el pelo, unas estampas coloreadas con escenas africanas, un anillo donde está escrito «para siempre».
El gorrión se detiene con la cabecita ladeada. Tiembla por un instante el aire de los muertos; se hace un suspiro.
El cura pensativo mira intensamente al pajarillo y amusga los ojos. Escucha los rumores del patio. Ha estado a punto, ha creído sentir, algo.
Juan Avellana | 1:38 AM | URL# de este post | 
Imagina 
Una puerta por la que solamente se sale.
Juan Avellana | 1:08 AM | URL# de este post | 
19.6.03
“La seguiré hasta el fin de los veranos, 
la seguiré por largas galerías
con la belleza y el horror por guías.

Lo escribió Silvina Ocampo, dice Fernando Savater en Mira por dónde (Taurus, p. 381).
Juan Avellana | 8:31 PM | URL# de este post | 
Principio 
Me estaba liando un poco. Creí­a que no tení­a nada que decir, pero igual no se trata de eso. Igual lo primero son las ganas.
Juan Avellana | 7:49 PM | URL# de este post |