Septiembre y un grillo

La otra noche caminaba bajo la primera lluvia del otoño y cantó un grillo. 

Iba por una arboleda destartalada, al final de la ciudad, y empezaron a caer —despacio, como sin convicción o por descostumbre— unas pocas gotas gordas, tibias, que al rato se hicieron una lluvia mansa sobre las hojas. Pensé: «Esta es la primera lluvia del otoño». Y entonces oí la voz de verano del grillo, en la oscuridad, y sentí una grandísima continuidad y una esperanza.

« La herida |Grulla »

Comentarios

Fuente Para estar al tanto de la conversación, puedes apuntarte al comment feed de este post.

¡Ya es 31! ;)

Y te debo un mail (y, como la mafia, al final siempre pago mis deudas...).

*

:D ¿Pero eres de la mafia buena, verdad? ¡Que me asusto!

*

Bueno, hoy tengo permitido asustarte... es halloween ;)

*

Verifica el comentario

Vista previa del comentario

Esto sólo es una vista previa. El comentario aún no se ha publicado.

Ocupado...
Your comment could not be posted. Error type:
Se ha publicado el comentario. Publicar otro comentario

Las letras y números que has introducido no coinciden con los de la imagen. Por favor, inténtalo de nuevo.

Como paso final antes de publicar el comentario, introduce las letras y números que se ven en la imagen de abajo. Esto es necesario para impedir comentarios de programas automáticos.

¿No puedes leer bien esta imagen? Ver una alternativa.

Ocupado...

Publicar un comentario