mayo 2010   (1 post)

Mayo

Esta semana pasada cruzaba en autobús un barrio desconocido, camino del extrarradio. Miraba los árboles, los setos, los parques, unos campos de fútbol, la brisa, las cunetas alumbradas de amapolas. Todo era un resplandor dorado y verde y el cielo azul y blanco. Se me ocurrió que esta tarde laborable de primavera, de tantos niños que jugaban en la hierba bajo el cielo de mayo, quizá a uno se le quedase grabado de por vida aquel instante –un pájaro en lo alto, una gota de luz en una hoja, el grito de un amigo, una bandera movida por el viento–, para siempre en la memoria como la imagen perenne de una exaltación. Un niño al que le sucedía eso, justo entonces, mientras yo viajaba en autobús y veía autopistas, desmontes, rotondas, las obras, el río, las obras, las casas, las casas. Yo, vivo, allí.

« abril 2010 | Inicio | junio 2010 »