diciembre 2010   (1 post)

Un post encontrado

Hay aquí una playa muy larga que se queda aislada en invierno, cuando las lanchas no tocan en el embarcadero. Ha sido un día crudo de lluvia y frío, pero al atardecer el sol blanquizco asoma por debajo del cielo de plomo y alumbra el mar y la arena. Durante meses esto está solo. En la pared del bar del embarcadero leo: «La escritura es nuestra manera de estar juntos». Y la fecha: 5 de diciembre de 2010.

Está estarcida con pintura blanca sobre las tablas negras. La frase remeda unos versos de Pessoa que conozco bien: «Ser poeta... es mi manera de estar solo». Quienquiera que se haya acercado por estas soledades a escribirla es aún más raro que yo, que he llegado hasta aquí para leerla.

Yo hubiera debido escribirla, quizá; pero yo no he sido; yo no soy así, tan, digamos, escenográfico. Y sin haberlo escrito, ni pensado yo, comprendo que es exactamente lo que debería decir este post liminar, hecho en la semana que va de Navidad a Año Nuevo, entre lo viejo y lo nuevo.

 

Feliz año.

 

[Y como es usual en las felicitaciones, aquí se acompaña la foto.]

[Página sobre Pessoa donde viene «Yo nunca guardé rebaños», de Alberto Caeiro. ]

*

[¿Y lo prometido? Iba escribiendo con disciplina para cumplir mi promesa cuando me encontré en la playa un post mejor, así que tuve que cambiar de idea. Pero lo prometido está por aquí, más o menos escrito, y es deuda, y no la olvido.]

« noviembre 2010 | Inicio | enero 2011 »